¡Bienvenido a “A mis hijos no” y a una vida más saludable!

Ahora que sabe que la obesidad infantil puede conducir a la diabetes tipo 2, usted puede empezar a hacer cambios importantes para ayudar a su familia a vivir una vida más saludable. Muchas familias como la suya ya lo están haciendo, y usted también lo puede hacer.

Haga clic en los botones que aparecen abajo para obtener recetas, consejos para comer más saludable e ideas sobre cómo mantener a su familia más activa físicamente.